Cómo actuar con los niños en duelo y en casa

21 abr. 2020

Aunque la muerte ha sido un tema tabú durante muchos años, el duelo es un proceso único y universal ante el que, como dicen los expertos, toda respuesta que tengamos es normal.

Este impacto o fuerte choque traumático que se produce al enterarnos del fallecimiento de nuestro ser querido, nos provoca de entrada una especie de colapso en nuestros recursos psicológicos internos, más si se trata del duelo en un niño, teniendo en cuenta que en el caso de los más pequeños, los recursos psicológicos no están del todo desarrollados y necesitan más que nunca el apoyo de los adultos de referencia o figuras de apego que tienen a su alrededor.

Todo esto influye en la manera de entender lo que está ocurriendo, disminuyendo de forma drástica la capacidad de atender los estímulos y la información que estamos recibiendo desde el exterior.

Contarles lo ocurrido

La edad es un aspecto clave, ya que de ello depende cómo entienden la muerte los más pequeños. Aunque queramos evitar su sufrimiento, los niños son conscientes de la ausencia, por lo que no se debe mentirles o contar medias verdades.

  • Evita frases como “se ha dormido para siempre” o “ha viajado para siempre”, ya que puede crear miedo y que los niños asocien todo incorrectamente.
  • Da la noticia lo antes posible para evitar que se enteren por terceras personas y la información esté a medias.
  • Evita la sobreinformación repentina. Es mejor hablar poco y muchas veces, que contar todo de golpe.
  • Responde todas sus dudas y preguntas, transmitiéndole calma y seguridad ante el futuro.

Puedes encontrar más claves para saber cómo abordar el tema en este vídeo.

Posibles reacciones

La intensidad del duelo será directamente proporcional a la del vínculo que mantuvieran el fallecido y el pequeño. De este modo, la pérdida de un abuelo con el que no se tiene mucho contacto puede ser más llevadera que la de una persona más cercana o con quien compartía domicilio. No obstante, la pérdida de personas mayores es transmitida por los adultos como algo natural, “ley de vida”, por lo que este tipo de muertes no suelen constituir duelos complicados en niños.

Dependiendo de su edad, las posibles reacciones que podemos encontrar van desde la irritación, la tristeza, las conductas para llamar la atención o las constantes preguntas sobre todo lo relacionado, para entender qué es lo que pasa.

¿Cómo diferencio un duelo normal de uno complicado?

El hecho de estar encerrados en casa por la crisis sanitaria actual, hace que el duelo sea más difícil, debido a que la ansiedad y el miedo pueden verse acentuados. Otros factores importantes es si el fallecimiento ha sido violento o repentino, la actitud de los referentes o padres, o la enseñanza cultural y religiosa. Algunas señales de que el pequeño puede estar teniendo un duelo complicado pueden ser:

  • El bebé deja de buscar y mantener el contacto visual con el cuidador de forma constante, no imita los gestos que ve, o deja de emitir señales para llamar la atención del adulto o para comunicarse.
  • Pérdida total del menor del interés por su entorno, manteniendo la mirada perdida y mostrándose poco activos. Se encuentran inhibidos, sus movimientos son lentos y se mueven poco, lo que indica que está bloqueado. La pérdida de control de esfínteres y la imposibilidad de desarrollar un juego simbólico también indican un bloqueo emocional en el niño.
  • La regresión. El niño puede realizar determinadas conductas que serían propias de edades más tempranas y que ya había dejado atrás, como incontinencias y rabietas.
  • Si adopta un comportamiento demasiado maduro, adoptando un papel protector con algunos de sus familiares.

Otros comportamientos a tener en cuenta podrían ser miedos exagerados al abandono, oscuridad o dormir solos, el insomnio o la agresividad.

En caso de notar la posibilidad de un duelo complicado, consúltalo con un psicólogo para analizar las dificultades del niño y crear un plan de trabajo.

Grupo ASV Servicios Funerarios pone a tu disposición un teléfono de apoyo 24h, 900 670 220 atendido por psicólogos especialistas en duelo donde podrás plantear todas tus dudas.

También puedes encontrar más información acerca del duelo infantil en nuestra Guía: Mamá, papá, ¿qué es la muerte?.

Pubicado en: Elaboración Duelo

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado