¿Cómo podemos ayudar durante el duelo, incluso si no estamos presentes físicamente?

23 mar. 2020

Ha fallecido un familiar cercano. El desconsuelo y la tristeza nos inundan y se nos nubla la mente hasta el punto que no sabemos cómo actuar. ¿Qué hacemos? ¿Cómo podemos ser útiles a los que todavía más que nosotros lo están pasando mal?

No hay fórmulas magistrales. Cada uno es diferente y a lo que uno podría venirle muy bien, a otro le perjudicaría.

Es necesario conocer a quien pretendemos ayudar para adoptar la mejor actitud. Lo que sí es evidente es que debemos ofrecer nuestro apoyo, nuestra voluntad de ayudar y ponernos a disposición de los más afectados, sin condicionar su estado de ánimo, sin agobiar ni ser insistentes.

Saber lo que podemos hacer o decir para ayudar a una persona que está en duelo resulta difícil para todos. La persona que está atravesando este proceso va a tener una serie de necesidades que debemos respetar y que van a ir variando durante este camino. Para afrontar esta situación debemos ser capaces de ponernos en el lugar de la persona que sufre la muerte de un ser querido, y aunque no existe ninguna fórmula magistral que nos diga qué es lo más acertado, sí que podemos seguir una serie de recomendaciones que os dejamos a continuación, y que también podemos aplicar aún sin estar físicamente junto a esa persona:

1. Deja llorar a la persona

A veces, aunque pueda parecer lo contrario, solo con estar disponible y que la persona sea consciente, ya hacemos mucho por ellos. No trates de quitar su dolor, para cualquier persona que se encuentre en proceso de duelo es muy importante que pueda manifestar todos sus sentimientos, ya sea llorando o expresándolos verbalmente. Aunque a veces no sepamos qué decir y sea con nuestra mejor intención, frases como “no llores más” o “no estés triste”, no aportarán nada a la persona, ya que no puede evitar sentirse así. Además, tratar de ocultar estos sentimientos puede derivar en un duelo complicado.

2. Recuérdale que el duelo es normal

No establezcas plazos o límites. Hazle ver que es normal que se sienta triste, con ira, y con dificultad de realizar las tareas que normalmente hacía en su día a día. Todo proceso lleva tiempo para la curación y no hay que presionar, sino acompañar durante el camino.

3. Si dudas, pregunta

Recuerda que hay quienes, ante el duelo, prefieren hablar y sentirse respaldados, mientras que otros se aíslan. Si no estás seguro sobre qué es lo que quiere la persona, no tengas miedo de preguntarle. Respeta su respuesta y hazle saber que cuando esté listo, estarás ahí para lo que necesite.

4. Hazte presente

Lo que sí es evidente es que debemos ofrecer nuestro apoyo, nuestra voluntad de ayudar y ponernos a disposición de los más afectados, sin condicionar su estado de ánimo. Podemos ofrecer nuestro apoyo, pero siempre sin agobiar ni ser insistentes y respetando sus sentimientos.

5. Habla del fallecido

Como norma general solemos intentar mencionar lo menos posible a la persona fallecida, para que así las personas que están sufriendo por su pérdida dejen de pensar en ello, aunque esto puede ser contraproducente. Los psicólogos recomiendan tratar el tema con normalidad, sin evitar mencionar a la persona, o incluso recordando una historia vivida con ella. Aunque ya no esté, la persona ausente tuvo un paso por la vida de los demás y recordarle en situaciones cotidianas es habitual y corriente, además de ayudar a normalizar su pérdida.

Recuerda que en este portal, además de este artículo encontrarás mucha más información al respecto que quizá puedan serte de ayuda.

Te dejamos algunos artículos relacionados

https://www.grupoasvserviciosfunerarios.com/apoyo-duelo/blog/palabras-para-el-duelo

https://www.grupoasvserviciosfunerarios.com/apoyo-duelo/blog/como-ayudar-a-los-ninos-a-superar-la-muerte-de-un-ser-querido

https://www.grupoasvserviciosfunerarios.com/apoyo-duelo/blog/vocabulario-para-aceptar-la-muerte

Pubicado en: Elaboración Duelo

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado