Las relaciones personales en momentos de duelo

01 dic. 2020

Aunque cada persona vive los procesos de duelo de una manera diferente y no pueden extrapolarse conclusiones más allá de cada caso particular, estos procesos suelen ser inherentes a una fase de desasosiego, de tristeza o de complicaciones emocionales.

Durante esta complicada etapa, la persona que vive el proceso de duelo busca las herramientas necesarias para asimilar la pérdida, en primer lugar, y después para aprender a seguir adelante sin contar con la presencia del ser querido que ha perdido. Pero, además, el fallecimiento de una persona cercana puede provocar daños colaterales en las relaciones personales. Duelo y relaciones personales tienen una relación muy estrecha.

A causa de la pandemia provocada por la Covid-19, son muchos los duelos que se han tornado complicados por diferentes factores, como por ejemplo la imposibilidad de despedirse de la manera deseada de un ser querido. Este tipo de situaciones no solo han afectado al doliente, sino también a su entorno familiar más cercano.

Para todas aquellas personas que, por unas razones u otras, no han podido acompañar a su ser querido en el último adiós, este video de la psicóloga Nuria Javaloyes, en el cual destaca algunas herramientas para gestionar el duelo en casa, puede ser de gran ayuda.

Ante la pérdida de un ser querido y el inicio de un proceso de duelo, es importante destacar que cada persona lo vive, asume y manifiesta de una forma diferente. De ahí que el transcurso del duelo dependa no solo de cómo lo interiorice en primera persona quien ha sufrido la pérdida de un ser querido, sino la forma en la que terceras personas, próximas a ella, le acompañen en ese momento.

Y es que, cuando una persona pierde a un ser querido, necesita que aquellas personas de su círculo más íntimo den un paso al frente para ayudarle a transitar por esta fase que puede traer consigo tristeza y desesperanza.

Respecto a este tema, en Apoyo al Duelo ofrecemos una serie de pautas sobre cómo podemos ayudar a un ser querido que está sufriendo una pérdida e incluso conocer cómo debemos reaccionar ante su dolor.

3 puntos clave a la hora de prestar apoyo

Que el duelo pueda afectar a las relaciones personales dependerá sobre todo de cómo desarrollen su papel los actores secundarios de esta historia. Las parejas, amistades y familiares tienen en sus manos el poder de ayudar a las personas a quien quieren en un momento complicado. Pero una gestión forzada de este momento puede llegar a afectar a sus relaciones personales e, incluso, distanciarles de alguien a quien quieren.

Respeta los tiempos:

Que el duelo se vive de forma personal no es un simple tópico, sino algo que debe ser tenido en cuenta por quienes traten de ayudar a quien vive este momento. La paciencia debe ser una norma para evitar la creación de situaciones forzadas.

Practica la empatía:

Tratar de no forzar buenos momentos, no exasperarse ante la tristeza, no mostrar cansancio de conversaciones monotemáticas o no tomarse como algo personal que alguien no sienta ganas de salir, son aspectos que deben formar parte de ese acompañamiento en el día a día.

Cuidar la relación:

El camino del duelo es preferible recorrerlo en compañía: una relación madura, basada en la comprensión y el respeto de los momentos, es un pilar fundamental sobre el que apoyarse ante los vaivenes emocionales. El distanciamiento inesperado y la falta de escucha pueden hacer que el duelo sea el punto de partida para que dos personas que hasta ese momento estaban muy unidas encuentren una muesca en su relación.

El acompañamiento respetuoso también pasa por sugerir la ayuda de un especialista que pueda guiar al doliente en el proceso de duelo y así evitar, en la medida de lo posible, situaciones más complejas o incomprensión ante afecciones más profundas. En este artículo puedes descubrir algunos aspectos que te ayudarán a diferenciar el duelo de la depresión.

Pubicado en: Elaboración Duelo

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado