Gestionar la pena en el duelo

27 dic. 2021

El duelo es un proceso que pone a prueba la salud emocional de una persona al enfrentarse a la pérdida de un ser querido.

Pese a lo que podamos creer, el duelo no se desarrolla durante un momento puntual, se trata de un proceso que puede durar mucho tiempo. Durante esta elaboración se sucede un período denominado pena, el tiempo que hace referencia a la experimentación de tristeza tras sufrir la pérdida.

¿Cuánto tiempo dura el duelo?

No hay tiempo ni duración específica cuando se trata de un proceso de duelo. Es importante entender que cada persona necesita un período de tiempo determinado para expresar su dolor.

Cuando ofrecemos nuestra ayuda a una persona que está viviendo este proceso, es fundamental no intentar reducir este período, aunque la intención sea ver al doliente recobrar su bienestar lo antes posible.

De igual modo, hay características que pueden influir en la dilatación del tiempo de elaboración de duelo como: la relación con la persona fallecida, las circunstancias de la muerte y el tipo de pérdida.

En este vídeo se ofrecen algunas pautas sobre cómo afrontar el proceso de duelo en los momentos iniciales.

La pena en el duelo

El período de tristeza se inicia cuando el doliente asume la pérdida. Este tipo de emociones se asocian con la sensación de sufrir una situación inconclusa, de un futuro que ya no podrá ser con ese ser querido que se ha marchado y con lo que éste deja.

Este desajuste emocional se une a la frustración, e incluso a la impotencia que genera la nueva situación. La pena se puede manifestar en cualquier fase del duelo y en diferente grado, incluso después de varios meses o años tras la muerte del ser querido, sobre todo en fechas señaladas como Navidades, cumpleaños, aniversarios, etc.

En Grupo ASV Servicios Funerarios, se llevan a cabo distintas conferencias de apoyo en las que se ofrecen herramientas de ayuda para sobrellevar estos momentos, un ejemplo de ello es el reciente encuentro online “Mi primera Navidad sin ti”.

Conoce nuestro calendario de eventos aquí:

La pena en el duelo conduce a la persona a elaborar el proceso de pérdida, el objetivo es acabar volviendo a un estado de equilibrio que le de fuerzas para enfrentar la realidad de la ausencia.

Otras emociones que se ven implicadas en el duelo son la culpa y la ira. A continuación te mostramos diferentes artículos en los que puedes ver cómo estos sentimientos protagonizan las etapas del duelo:

Salud emocional en el duelo

Muchas personas se topan con la pregunta: “Todavía no me lo puedo creer, ¿es normal?”. Cuando una persona se encuentra en esta situación, decimos que elabora la fase del duelo de evitación, en la que el doliente es conocedor de lo ocurrido pero emocionalmente se protege del impacto real de la pérdida. En el vídeo elaborado por la psicóloga Victoria Meléndez, Fases del duelo: Negación, se habla de este tema.

La salud emocional durante un proceso de duelo puede verse mermada por los propios sentimientos relacionados con el dolor de la ausencia. La pérdida de un ser querido nos envuelve en un estado de tristeza y dolor por la pérdida de una compañía ya establecida en nuestra vida, en mayor o menor medida.

Es fundamental ejercitar y entrenar nuestra salud emocional de manera que podamos afrontar situaciones dolorosas de tal magnitud como la muerte de un ser querido. Hacer músculo nos ayudará a que, pasado el tiempo necesario, podamos dirigir la energía emocional a fortalecer otras relaciones y a entender el recuerdo de quién ya no está como un impulso para seguir avanzando.

Pubicado en: Elaboración Duelo