Trámites a realizar tras el fallecimiento

13 may. 2021

La pérdida de un ser querido constituye una etapa difícil para quien, además de la carga emocional que soporta, debe afrontar las gestiones vinculadas al fallecimiento.

En un momento tan doloroso, hay implícita una parte burocrática que inevitablemente es necesaria realizar. Tener en cuenta cuáles son los trámites que se deben realizar tras el fallecimiento será de gran ayuda a la hora de tomar decisiones para el desarrollo del funeral.

¿Qué hacer en caso de fallecimiento por causas naturales?

La muerte por causas naturales es el final del proceso de una enfermedad o un mal funcionamiento interno del cuerpo. Se considera natural cuando no media una fuerza externa al organismo y no es responsabilidad de terceros, así como cuando se trata de un fallecimiento repentino. Generalmente, suele tener lugar en un hospital, geriátrico o domicilio.

En todos estos casos, es necesario iniciar el proceso de documentación del fallecimiento cumplimentando el Certificado Médico de Defunción. El encargado de firmar este documento es el médico que haya asistido al difunto en el momento de su fallecimiento o que haya reconocido la defunción.

¿Qué sucede en caso de fallecimiento judicial?

Se considera muerte por causa judicial aquella en la que un médico no puede establecer inmediatamente y con certeza las causas de la defunción. Suelen ser los fallecimientos por accidentes, muertes repentinas, suicidios o asesinatos. En estos casos, el médico encargado de determinar el caso de fallecimiento judicial lo hará cumplimentando un parte médico de comunicación de defunción al Juzgado de Guardia. Esta gestión inicia un procedimiento judicial en el que se determinará si procede o no realizar una autopsia.

Si finalmente se decide que hay que realizar autopsia, el resultado definitivo puede prolongarse por diferentes motivos. Sin embargo generalmente se emite un avance con una causa provisional de fallecimiento para poder realizar el sepelio.

Normalmente la funeraria puede realizar la mayoría de las gestiones, salvo la solitud del resultado completo de la autopsia, y, en algunos juzgados, la solicitud de autorización de cremación, el traslado a otra localidad o la identificación del cuerpo.

Servicios que ofrece una funeraria

La empresa de servicios funerarios establece la guía de todo el recorrido necesario tras la defunción, incluidas las cuestiones relacionadas con los papeles a arreglar después de un fallecimiento.

En Grupo ASV Servicios Funerarios cuentas con asistencia desde el primer momento, siendo el punto de partida contactar a través del teléfono gratuito 900 373 600, número que se mantiene activo las 24 horas del día.

Tras este primer contacto, la empresa funeraria inicia la activación de los servicios:

  • Selección de opciones relacionadas con el servicio funerario en el centro, como elección de entierro o cremación y la sala de velatorio; así como el tipo de féretro o urna, según corresponda.
  • Los recursos disponibles en la App Alife son de gran ayuda a la hora de comunicar a la familia y amigos el horario de velatorio y ceremonia, además, es posible compartir recuerdos y honrar la memoria de quien se marcha a través de fotos, vídeos, canciones o anécdotas.
  • El servicio de velatorio ofrece la oportunidad de preparar la despedida del ser querido. El personal de ayuda de la funeraria es el primer punto de apoyo para disponer de todo lo necesario e, incluso, para disponer de unos momentos privados junto al difunto.
  • Durante el funeral, los símbolos cobran especial relevancia, sobre todo cuando reflejan respeto, apoyo y compasión. Los arreglos florales son una clara prueba de esta ofrenda a modo de homenaje que ayudan a sobrellevar los momentos más difíciles. A través de Alife y el portal web de la empresa encargada de los servicios funerarios, como Grupo ASV, es posible acceder al catálogo y realizar un encargo directo.
  • Una vez iniciado el velatorio, la funeraria se encarga de mediar en la elección de la lápida de la sepultura o columbario de cenizas con los interesados.
  • La ceremonia es el último acto de homenaje al ser querido. En ella, los familiares y amigos pueden contar con la ayuda incondicional de los profesionales del servicio funerario para personalizar el acto.
  • El momento más delicado es la despedida del ser querido a través del entierro o cremación. En el caso de la sepultura, la funeraria se encarga de contactar con el cementerio para concretar la hora del sepelio y, en su caso, la disponibilidad del nicho. Si se trata de cremación, se acordará el momento de entrega de la urna.

Además de todos estos servicios, en Grupo ASV Servicios Funerarios se ofrecen una serie de herramientas de apoyo al duelo que tienen como objetivo ayudar a sobrellevar la pérdida del ser querido de la mejor forma posible:

  • Grupos de apoyo al duelo.
  • Servicio telefónico de apoyo las 24 horas del día, los 365 días del año a través del número gratuito 900 670 220.
  • Recursos online de apoyo al duelo:
    • Blog de apoyo al duelo.
    • Guías de apoyo gratuitas.
    • La otra esquela.

Documentación necesaria tras el fallecimiento

Tras el fallecimiento de un familiar, existen una serie de gestiones legales y tributarias que se deben atender en un plazo determinado.

La empresa responsable de los servicios funerarios se encarga de efectuar ciertos trámites como la entrega de las partidas literales de la defunción. A modo de seguimiento, y con el claro objetivo de ser un apoyo en cada paso, el servicio de gestoría de la funeraria contactará con los interesados antes de 10 días para realizar el asesoramiento sobre derechos sucesorios y obligaciones fiscales habituales, así como los plazos.

Cuando el fallecido es de nacionalidad española, la funeraria realizará para los interesados la solicitud del Certificado de Últimas Voluntades y Seguro de Vida, del mismo modo se solicitará la gestión de las posibles pensiones y subsidios de orfandad o viudedad si procede.


Pubicado en: Trámites tras la muerte