Me siento tan orgullosa de ser tu hija... todo lo que soy, es por ti. Te perdí un 9 de Octubre...El camino no ha sido nada fácil desde que no estás pero he luchado con tu fuerza porque te siento a mi lado. Papi, no pude decirte en la UCI lo muchísimo que te quiero porque tan sólo era una niña de 15 años a la que le pidieron que al entrar a verte, no llorase y no pude articular palabra. Te quiero más de lo que jamás pueda llegar a expresar... Gracias por los 15 años de amor tan infinito que me has regalado y gracias por haber sido el padre más maravilloso del mundo. Tienes 3 nietos que sin conocerte, te adoran pues siempre les hablo de ti, ¿ a qué son guapos? , se parecen a ti papi... Sabes?, ahora trabajo en un tanatorio e intento ayudar a gente que pasa por lo que yo pasé al perderte... aunque no existe consuelo posible y yo lo sé muy bien, intento darles cariño y sé que les llega sincero... ellos lo agradecen y a mí me reconforta. TE QUIERO INFINITO PAPI Y ESPERO QUE CUANDO LLEGUE MI HORA ME ESTÉS ESPERANDO COMO SIEMPRE...

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado