Nací 8 años mas tarde que tu, en ese momento tu ya habías cautivado demasiados corazones a tu alrededor, tu eras donde se juntaban todas las cosas buenas, tu eras todo lo bueno que se podía tener, entonces empezaste a usar todo eso bueno que eras sobre mi como hermano, 8 años mas tarde me dejaste, pero solo físicamente, aunque te hecho de menos en muchos aspectos, sigues sosteniéndome en tus brazos. No te olvido, no te olvidamos.

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado