Siempre te recordaré riendo con los tuyos, rajando con tu marido y limpiando a las seis de la mañana, mientras tus invitados duermen, para que cuando se despierten "esté todo hecho"

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado