Mi madre linda: dos años ya sin ti y el vacío que dejaste no lo llena nada ni nadie.
Te echo de menos cada día más, a pesar de que
te llevo sentada en mi corazón.
... Y quererte más no puedo...

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado