El destino hizo que nos conociéramos como vecinos y el paso del tiempo labró una gran amistad.
Gracias por tenerte cerca, gracias por compartir tu vida.
Para mi gran amigo y vecino.
Descansa en paz.

Artículos relacionados

Consulta toda la información de apoyo a la pérdida en nuestro blog especializado