Gracias por hacer nuestra existencia posible. Fuiste, eres y serás nuestro pilar, junto a ti vivimos la Alegría, la vida, la tristeza. Fuiste Esposo, Padre, Abuelo, Hermano y tío incondicional. Tú sabiduría aún recorre nuestros pensamientos en cada uno de nuestros pasos. Tus valores y enseñanzas nos recuerdan en quienes nos hemos convertido Gracias a ti! Te recordamos cada minuto de nuestra vida, en casa respiración… Gracias, gracias y gracias por todo.